El último viaje

Allí estaba ella, esperando, como cada tarde cuando llegábamos de la escuela, con su casi blanca cabellera, sonrisa infinita y sus ojos de estrellas brillantes, con sus generosas y delicadas manos, su cariño y ese abrazo tan fuerte de mil días de ausencia, aunque el horario escolar fuese tan solo de ocho horas.
Aún recuerdo… aunque de esto hace ya algunos abriles, como corríamos mi hermana y yo desesperados a su encuentro, preguntándole insistentemente que a quien quería más, ella, ingeniosa siempre con sus respuestas, nos tranquilizaba con alguna frase mágica haciéndonos sentir aún más seguros de su amor. Deshojábamos flores disputando su querer y el turno en la noche para dormir a su lado.
Encontramos paz infinita en su regazo, defendiéndonos en todo momento de los continuos regaños de mamá. Fueron sus sabios consejos los que tejieron nuestro porvenir. Tuvo siempre el tiempo interminable para nosotros, mis primos, mi madre y cada uno de mis tíos, en nuestros triunfos y derrotas, en nuestro llanto y cada sueño por cumplir, sola, con el peso del mundo sobre sus hombros.

Fue muy difícil ver cómo ahora era ella, quien poco a poco se iba deshojando, como temblaron sus manos más de una vez con el café, como fallaban sus piernas con cada paso que daba, verle sentada inmóvil en aquel sillón por temor a irse de costado o caerse al suelo, parecía increíble que ya no reaccionara a las ocurrencias de las niñas, con ese hilo de voz que se fue desvaneciendo hasta el silencio.

Allí está, después de todas sus primaveras, esperando su último viaje, con su pelo en total blancura como copo de nieve, reposando en el largo sueño de la vida.

¿Dónde quedarán su sonrisa incesante y aquellas cosquillas en el cuello con su barbilla estremecida?
¿A dónde irán a parar sus dulces besos y el suave olor a talco y violetas por las tardes…?

No bastando con las lágrimas de todas nuestras vidas juntas, me despido. La recordaré eternamente como mi primer gran amor, ese amor que durante muchos años esperó mi llegada, tan solo para ahora, verle partir. Siempre tierna, como la Luz del Alba.


https://www.amazon.com/Sue%C3%B1os-que-Ayudan-Vivir-Spanish/dp/1795577258.

Anuncios

23 comentarios en “El último viaje

  1. Alain eso esta bello. Ojalá yo tuviera esos recuerdos de la mía. Duele mucho q se halla ido pero al final merecia descansar y no era justo q la vieran ustedes q tanto la querían apagarse más y más. De verdado lo siento mucho. Besos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s