Homúnculo

No era fácil vivir allí, era todo competencia, empujones y salir era la única manera de intentar cambiar aquella vida de egoísmo…

Se cerraban una vez más aquellas pesadas compuertas, habían estado abiertas un poco más que lo acostumbrado. Esta vez habían logrado entrar unos cuantos, o salir, nadie sabía, una vez que alguno cruzaba jamás se volvía a saber de él. Aun así todos esperábamos ese momento y con él la oportunidad de poder cruzar, pero éramos muchos, demasiados diría yo y la posibilidad muy escasa, era la ley del más fuerte y yo era apenas un debilucho entre tanta multitud.

Ese día se abrieron una segunda vez y yo sin quererlo fui empujado por otros a lo largo de aquel corredor. Después de haber esperado aquel momento por mucho tiempo se dio, así, sin más.

Era algo nuevo, parecíamos locos chocando unos con otros si saber en qué dirección correr.

– Siempre hacia el norte- gritaba uno, curioso, todo estaba muy oscuro y nadie veía nada, mucho menos para donde quedaba el norte, aun así corrimos todos en la misma dirección, hacia adelante. Pasábamos de corredor en corredor apiñados, sin saber cuándo o dónde detenernos, lo que si fui notando era q a medida que corríamos éramos menos, eso o aquel lugar se hacía más amplio.

Ya se podía ver algo de luz y no sé qué era mejor porque durante la carrera noté muchos cadáveres de algunos que no llegaron.

Quedábamos entonces alrededor de doce en aquella larga carrera y la fatiga era insoportable, jamás habíamos recorrido tanta distancia. Repentinamente chocamos contra algo, algo grande y gomoso que nos atraía hacia si, después de tanto luchar, aquello me absorbió hacia su interior dejándome inconsciente. Cuando abrí los ojos estaba encerrado dentro de aquella cosa en donde estuve durante mucho tiempo sin comunicación alguna.

De alguna manera creo que tuve suerte siendo el único superviviente de aquella camada.

Ahora solo me queda luchar para sobrevivir de este lado, quizás, de la misma forma que lo hice un día allí, en aquel lugar a donde indudablemente, no regresaré jamás.

Anuncios

Un comentario en “Homúnculo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s